Nuestros Valores

JUSTICIA

RESPETO: Reconocemos el derecho del paciente a elegir el médico que lo atienda, así como el del médico de aceptar; también la religión, las creencias, la diferencia de razas, las diversas capacidades de cada individuo.
Honramos la dignidad, el valor y el compromiso. Lo que nos lleva a una atención médica con diligencia, eficiencia y calidad.
Valorar a las personas: Tomamos en cuenta a la persona incluimos médicos, pacientes y colaboradores, ya que es con ellos que existimos.
Integridad: La honestidad en todo lo que hacemos es la base de nuestras acciones.
Honestidad: Nuestras acciones manifiestan transparencia.

FORTALEZA

Lealtad: A nuestros principios éticos y morales, para dar confianza a los pacientes, a los colaboradores e instituciones.
Orden: Que todo el personal y visitante al hospital apoyen en conservar en buen estado las instalaciones, para así mantener el servicio.
Responsabilidad: Comprometerse con el paciente, la sociedad, los trabajadores de la salud, con la institución y con uno mismo.

AUTOGOBIERNO

Excelencia: La lucha y el esfuerzo para aumentar la calidad, es nuestra búsqueda constante. Cambiamos continuamente para mejorar y actualizarnos.
Orientados por objetivos: Enfocándonos en lo que queremos lograr nos ayuda a diseñar la mejor forma de cumplir nuestra visión.

PRUDENCIA

Cumplir y hacer cumplir: Reglamentos de la institución y de la Secretaría de Salud.
Apoyar a la docencia: Promover y fomentar la docencia, así como apoyar a los colegas que los soliciten.
Aplicación correcta de procedimientos y avances científicos.

Congruencia con las capacidades de cada individuo: Hacer lo que si podemos desempeñar con calidad.
En el trato tanto dentro como fuera del hospital entre colegas, colaboradores, pacientes y familiares, siempre cordial y amable.
La comunicación: Poder preguntar y contestar acerca de cualquier procedimiento al médico especialista o al personal del hospital y estos responder con respeto y en privado de ser necesario. Así mismo cualquier asunto que involucre a los colaboradores del hospital.
NO A LA DICOTOMIA: Respetar siempre al paciente, la institución y a uno mismo actuando de forma imparcial, sólo en beneficio de la justicia y orden.
Nunca interrumpir la vida.